Ayudando a la rehabilitación de lesiones futbolísticas a través de la tecnología de cinta de correr

Hoy más que nunca, la investigación en medicina deportiva gira en torno a la prevención, la medicación y la rehabilitación. Los centros deportivos de todo el mundo están invirtiendo considerables recursos para aumentar la calidad y la velocidad de la atención al deportista.
En cualquier lugar del globo es habitual que los deportistas se lesionen durante el ejercicio y, más en concreto, corriendo, especialmente en el fútbol, donde el índice de lesiones por partido oscila entre el 5 y el 20 % cada temporada. Por lo tanto, uno de los objetivos principales de todos los expertos del mundo del fitness es minimizar la tasa de accidentes asociada a la carrera y la denominada tasa RTP —ready to play (retorno a la competición)— o el número de días que necesita un deportista para reanudar la plena actividad deportiva.
La conferencia contó con la presencia de miembros de todos los ámbitos del mundo del fútbol.
Como resultado, cada vez es más frecuente el intercambio de conocimiento. Durante los primeros meses de 2018, se organizaron numerosos eventos para presentar los resultados de las últimas investigaciones en el campo de las lesiones deportivas, como la Get Together Conference de Ámsterdam para profesionales de fitness, salud y movimiento de todo el mundo, FIFEX, un evento de establecimiento de contactos que tuvo lugar en Antalya, Turquía, dedicado a todos los aspectos del fútbol, incluida la medicina, y la ISOKINETIC Conference 2018, celebrada en el Camp Nou en Barcelona y dedicada a la prevención, el tratamiento y la rehabilitación de lesiones futbolísticas.

¿Qué ocurre después de una lesión de fútbol?

Lo primero que debemos preguntarnos cuando un deportista sufre una lesión es qué variables hay que tener en cuenta para que el deportista pueda volver al terreno de juego. La primera de esas variables es la naturaleza de la lesión, que puede ser traumática o acumulativa. A continuación hay que considerar el tipo de lesión, es decir, si se trata de una lesión muscular o articular, la importancia de la lesión y la zona afectada.

Con todo ello, es posible trazar un programa de recuperación, según el tiempo transcurrido entre la lesión y el inicio de la rehabilitación, en el que pueda establecerse la frecuencia y la calidad del programa de entrenamiento.

la rehabilitación es un componente fundamental de la investigación médica
Para diseñar el programa de recuperación es fundamental analizar la adaptación muscular tras la lesión. A fin de adaptarse a la zona lesionada, el cuerpo modifica el comportamiento mecánico de los músculos aumentando la rigidez del músculo lesionado y cambiando la distribución del peso corporal. Este cambio tiene efectos a corto y a largo plazo. Al principio, esta conducta es un gesto involuntario del cuerpo para no experimentar dolor. Sin embargo, a largo plazo la adaptación muscular disminuye el potencial del organismo para distribuir el peso, es decir, reduce su variabilidad.

No se aprende a correr, se empieza

Quizá parezca innecesario, pero es importante señalar el significado de “correr”. Correr es un movimiento innato de alta intensidad, lo que quiere decir que no se aprende con el tiempo, sino que se empieza a practicar desde los primeros pasos. No obstante, eso no implica que el estilo de correr sea perfecto al nacer o que solo haya un tipo de carrera por cada tipo de actividad física.
La mecánica de la carrera puede representarse con una pelota que bota. Cuando la pelota se eleva en el aire, parte de la energía creada por el movimiento se transforma en energía elástica. En la fase de retorno al suelo, una parte sustancial de la energía revierte al sistema con el rebote, por lo que la pelota pierde energía. En la carrera, esta pérdida de energía se compensa con energía mecánica (procedente de los músculos), que mantiene todo el sistema en movimiento.
Correr es un movimiento extremadamente natural y complejo
El método con el que invertimos energía en la carrera determina su ritmo. Podemos correr para ahorrar energía, como en el caso de la carrera metabólica y de larga distancia, generar potencia, como cuando queremos acelerar, esprintar y cambiar de dirección, o combinar la diferente intensidad de ambos estilos. En este caso, el objetivo del deportista es darle mayor eficacia a la carrera, minimizar el consumo de energía en la fase metabólica y maximizar la fuerza propulsora.
El fútbol es un ejemplo perfecto de este último estilo de correr. De hecho, nos enfrentamos a dos tareas diferentes: economizar y ahorrar energía cuando se corre a baja velocidad (carrera de transición) y ser capaz de producir la máxima cantidad de fuerza en un intervalo muy corto —potencia— cuando hace falta acelerar o hacer un esfuerzo súbito.
Correr es aún más complejo en el fútbol, donde el ritmo no es constante y el balón complica aún más el asunto.

Parámetros fundamentales de la carrera

El modo en que nos lesionamos está directamente relacionado con los diferentes estilos y métodos para correr. Por lo tanto, a fin de prevenir lesiones y garantizar una carrera saludable y eficaz para el deportista, es necesario corregir las imperfecciones de los distintos tipos de carrera. Para conseguirlo con la máxima precisión posible, es necesario contar con parámetros de medición universales.
Tiempo de contacto con el suelo y tiempo de vuelo
Si queremos correr con un estilo eficaz, tenemos que establecer una relación correcta entre estos dos parámetros según el tipo de carrera. En carreras largas el tiempo de vuelo es mayor, mientras que disminuye en sprints y aceleraciones. El fútbol, un deporte con una gran intermitencia entre los dos estilos de correr, exige un control muy elevado de estos dos parámetros para evitar lesiones en los ligamentos y las articulaciones.
Zancada y cadencia
La zancada es la anchura del paso que da el deportista. Está estrechamente relacionada con la cadencia. Una cadencia próxima a la óptima es aquella en la que los costes de energía son mínimos. Los deportistas más experimentados suelen encontrar su cadencia de forma natural, tanto cuando están cansados como cuando no lo están.
Simetría
Teniendo en cuenta que el cuerpo humano es naturalmente asimétrico, todos tendemos a distribuir el peso de forma desigual. Corrigiendo este mal hábito, es posible aumentar la eficacia de la carrera y ahorrar en consumo de energía y oxígeno.

En rehabilitación y prevención de lesiones es fundamental poder controlar estos parámetros. Si antes era posible analizarlos en el laboratorio durante sesiones específicas, ahora es posible supervisarlos con dispositivos portátiles. Sin embargo, estos solo generan datos válidos después del entrenamiento. Para poder supervisar los parámetros fundamentales durante la carrera, Technogym ha desarrollado SKILLRUN y su sistema de supervisión de potencia en VATIOS.

Skillrun es la cinta de correr pensada por los atletas para los atletas

Mejora tu carrera con SKILLRUN

SKILLRUN es la solución perfecta para el entrenamiento deportivo de alta intensidad y la rehabilitación posterior a un accidente.

SKILLRUN ofrece funciones específicas cuyo fin es alcanzar el nivel ideal de eficiencia y fuerza propulsora. Estas funciones son posibles gracias a la lectura de parámetros de biofeedback (que muestra los vatios en tiempo real) y, más concretamente, al entrenamiento de la cadencia. Este tipo de entrenamiento está diseñado para entrenar la capacidad de correr a diferentes ritmos manteniendo una velocidad constante, lo cual mejora el control neuromuscular.

La posibilidad de recibir datos de la carrera en tiempo real permite al deportista y al entrenador adaptar rápidamente el estilo de la carrera y realizar numerosas pruebas de resistencia, fuerza, velocidad y agilidad. De hecho, la tecnología SKILLRUN ofrece programas específicos para incrementar la resistencia con Sled Training, aumentar la velocidad con Parachute Training y mejorar la coordinación y la agilidad con Cadence Training.

En conclusión, con SKILLRUN Technogym ofrece un sistema de entrenamiento pionero y revolucionario, idóneo tanto para mejorar el rendimiento deportivo de los profesionales de todos los niveles como para la rehabilitación de las lesiones sufridas en el campo y en el entrenamiento.