La bonita historia del ejercicio y las endorfinas

Cuando haces ejercicio, el cuerpo libera unas sustancias químicas llamadas endorfinas. Las endorfinas interaccionan con los receptores del cerebro que reducen la percepción del dolor.

 

Una enorme cantidad de evidencias científicas demuestran que las personas que hacen ejercicio con regularidad presentan un carácter positivo y un menor índice de depresión.

Existen diversos mecanismos que explican el hecho de que el ejercicio mejora el estado de ánimo, y uno de ellos es el de las endorfinas. Al interaccionar con los receptores del cerebro, las endorfinas desencadenan una sensación positiva en el organismo que es similar a la originada por la morfina.

Este efecto se llama el ""subidón del corredor"" y va acompañada por un enfoque positivo respecto a la vida cotidiana.

De esta forma, el ejercicio mejora la salud en general y la sensación de bienestar, lo que te aporta más energía para la vida cotidiana.

Las endorfinas actúan como una especie de analgésico que disminuye la percepción del dolor, produciendo una sensación de calma.

El ejercicio regular tiene multitud de efectos positivos demostrados:

  • Reduce el estrés
  • Previene la ansiedad y los sentimientos de depresión
  • Eleva la autoestima
  • Mejora el sueño

Ahora que ya sabes que el ejercicio no solo es eficaz para tu cuerpo, sino también para tu estado mental, podrías pensar que estás demasiado ocupado y estresado para introducirlo en tu vida cotidiana. Tenemos buenas noticias en lo que se refiere al ejercicio y el estrés que te ayudarán a superar esos prejuicios..

Debes saber que prácticamente cualquier forma de ejercicio, desde los ejercicios aeróbicos hasta el entrenamiento de fuerza y pasando por el ciclismo y el yoga, pueden ayudarte a paliar el estrés.

No importa si no eres deportista o si no estás en buena forma; seguro que encuentras una forma de ejercicio que se adapta a tu vida cotidiana.

El ejercicio es meditación en movimiento, y para experimentar sus efectos no tienes por qué practicar Tai Chi, Yoga u otras actividades similares ""de cuerpo y mente""; las actividades típicas que encontrarás en un centro de wellness o incluso las actividades al aire libre son perfectas para este propósito de reducir el estrés.

Tras una clase de ciclismo en grupo, un vertiginoso partido de ráquetbol o varias largos en la piscina, a menudo te darás cuenta de que se te ha olvidado aquello que te irritaba ese día y te has centrado solamente en los movimientos de tu cuerpo.

A medida que empieces a eliminar la tensión cotidiana regularmente a través del movimiento y la actividad física, es posible que descubras que centrarte en una sola tarea y la energía y el optimismo que ello te aporta pueden ayudarte a mantener la calma y una visión clara en todo lo que hagas.

Como ya hemos visto, parece que puede ayudar cualquier forma de ejercicio, pero se recomienda una intensidad moderada.

Para la mayoría de las personas, no hay mayor problema en empezar un programa de ejercicio sin consultar con su médico. Sin embargo, si llevas tiempo sin practicar ejercicio, tienes más de 50 años o padeces alguna enfermedad como diabetes o patologías del corazón, debes consultar con tu médico antes de empezar un programa de ejercicio.

¿Con qué frecuencia debes practicar ejercicio para obtener todos los beneficios de la liberación de endorfinas?

Prueba a practicar ejercicio de 20 a 30 minutos como mínimo, tres veces a la semana o, mejor todavía, cuatro o cinco veces por semana.

Tómatelo con calma si estás empezando; comienza con 20 minutos y luego ya podrás subir hasta los 30.

Algunos consejos para empezar a practicar ejercicio:

Planifica una rutina que sea fácil de seguir y mantener. Cuando empieces a sentirte cómodo con tu rutina, puedes empezar a variar los tiempos y las actividades.

  • Escoge una actividad que disfrutes, ya que practicar ejercicio debe ser divertido.
  • Introduce la rutina de ejercicio como parte de tu horario cotidiano.

Respétala. Si practicas ejercicio con regularidad, pronto formará parte de tu estilo de vida y te ayudará a reducir la depresión.