Estar en salud – Toma el control con un estilo de vida Wellness

No hay duda de eso, cuidar de tu salud y bienestar podría parecer desafiante y fatigoso, especialmente si hace tiempo que no te focalizas en este aspecto de tu vida.

Hay muchas razones para que quieras cambiar tu estilo de vida para uno mejor, la salud es normalmente uno de los principales.

Puede ser evitar enfermedades, parecer más joven, o vivir más tiempo y con una calidad de vida mejor. A lo mejor quieres perder peso, o simplemente ser un poquito más sano y feliz. Posiblemente has formado, o estás pensando en formar una familia y por esa razón quieres estar mejor mentalmente y físicamente.

No importa cuales sean tus razones, un ejercicio físico regular, una nutrición sana y un enfoque positivo a la vida pueden tener impactos profundos sobre cómo te sientes y actúas en tu día a día. Pequeños ajustes pueden traerte cambios mayores en tus niveles de energía y en tu actitud mental.

Empiezas por el  “desplazamiento”

Una de las maneras para mejorar tu estado de bienestar es a través de “desplazamiento”.

Es una buena forma de tomarse el cambio, porque  no necesitas privarte o ponerte restricciones. En su lugar busca formas de añadir de cosas positivas a tu vida  así que tendrás menos tiempo para las cosas “no tan sanas”.

Por ejemplo, en lugar de intentar renunciar a tu comida basura preferida, prométete de comer más vegetales cada día.  Prémiate con la “comida basura” pero solo después de haber comido un plato saludable antes. Nunca se sabes a lo mejor encontrarás la comida basura menos apetecible después de haberte llenado la barriga con comida nutriente.

 

Muévete

Recortarse tiempo para mover tu cuerpo cada día también es clave para mantenerse sano. Hacer ejercicios tiene en movimiento tu cuerpo, tu presión sanguina y tu energía. Te sientes bien cuando hay endorfinas en tu cuerpo.

La gran noticia es que no necesitas ir a un gimnasio y gastar horas entrenando para tener impacto en tu cuerpo. Puedes añadir movimiento durante todo el día en pequeñas porciones que al final del día suman.

Multi-tarea significa que puedes seguir disfrutando de tus espectáculos preferidos y socializar mientras haces ejercicio. Porque no mirar un programa mientras andas en una cinta de correr o utilizas una bici estática, o andar y mientras tanto hablar con alguien al móvil en lugar de estar sentado en el sofá.

Llévate encima un podómetro o un  fitness tracker para estar motivado y monitorear tu actividad diaria. Te sorprenderá como sube tu cuenta de pasos tan solo tomando pequeños cambios como por ejemplo coger escaleras en lugar del ascensor, deambular mientras piensas o andar a la parada de bus o metro siguiente en lugar de la más cercana.

Hazlo todavía más poderoso llevándote un amigo que también monitorice su movimiento así que podéis empezar a competir, y además os podéis motivar uno al otro. Ahora sé creativo en buscar formas de añadir pasos en tu día a día.

Cambia tus  “rutinas diarias” en movimiento

Una forma de ser menos sedentario en tu lugar de trabajo, por ejemplo, es encontrar formas de levantarte de tu mesa de trabajo cada vez que puedas. No envíes un correo o llame a un compañero de trabajo que está en la oficina de al lado o al fondo del pasillo. Levántate de tu silla y ve hacia ellos.  Estos pasos extra al final de día harán la diferencia si lo haces unas cuantas veces. De la misma forma para tu pausa café o tiempo para la comida sal para ir al restaurante del otro bloque en lugar de ir al de la esquina.

 

Puedes también cambiar tus tareas domésticas en oportunidades para moverte. Sacar el polvo, lavar el coche, aspirar la alfombra, fregar el suelo y hacer la compra semanal te ofrece oportunidades para andar, trabajar tus brazos y piernas y reforzar tú core. Así además lo harás con más gusto que normalmente. No te olvides además de jugar con tus niños y familia, eso ayudará a quemar calorías.

 

Si puedes, elige siempre andar o coger la bici para desplazarte en lugar de tomar el coche como otra forma de poner en moto tu corazón sin hacer el típico entrenamiento. Si necesitas coger el coche aparca más lejos. O bájate del tren o metro una parada antes.

Estilo de vida Wellness: pequeños pasos, grandes premios

Dando pequeños pasos, simples hacia cambios positivos, descubrirás que te motivará a hacer cambios mayores hacia un estilo de vida wellness. En cuanto empieces a moverte más, te sentirás mejor. Esto te ayudará a levantarte del sofá y salir más veces en cuanto te sentirás mejor. Descubrirás que querrás trabajar menos (o mejor dicho ser más productivo para acabar antes) y socializar más en cuanto te hagas con este enfoque saludable y positivo.

Lo más activo te hagas a través del movimiento lo más estarás atento a otros aspectos de tu vida. Te sentirás más motivado a comer mejor, dormir más y tomar menos café y enriquecerte con relaciones saludables en cuanto tu bienestar mejore.

Pequeños cambios promueven hábitos saludables que duran toda una vida. Mejorar tu calidad de vida controlando tu bienestar te ayudará a prevenir enfermedades y mejorará el rendimiento de tu cuerpo y tu mente. Ponerte más sano, más en forma y verte más joven puede ser divertido y satisfactorio y tiene que ser un estado de animo a lograr sin batallas.