Grasa - ¿culpable o no culpable de delitos contra la salud?

Las grasas son necesarias en tu dieta le proporcionan a tu cuerpo la energía y participan en el crecimiento celular. También ayudan a proteger los órganos y mantener el cuerpo caliente. Algunos nutrientes, es decir, las vitaminas A, D y E son solubles en grasa, lo que significa que sólo pueden ser absorbidas con la ayuda de la grasa. La grasa es también una fuente de ácidos grasos esenciales, que el cuerpo no puede producir por sí mismo, por ejemplo, los ácidos grasos omega-3.

 

Las grasas también ayudan al cuerpo a absorber y producir hormonas importantes. Es esencial ingerir una concreta cantidad diaria de grasas para tener una dieta sana y equilibrada. Desafortunadamente, la grasa tiende a tener muy mala prensa. En parte porque se relaciona con un físico no deseable y porque el consumo excesivo de ciertas grasas está vinculado a las enfermedades cardíacas coronarias, problemas cerebro vasculares y a la obesidad, la cual provocó enormes tensiones en las familias y en los sistemas de salud de todo el mundo.

 

Los diferentes tipos de grasas tienen diferentes estructuras químicas y propiedades físicas. Algunas grasas son líquidas a temperatura ambiente, mientras que otros son sólidos. Si una grasa es líquida a temperatura ambiente se le llama ""aceite"".
Las grasas también se conocen como lípidos por los nutricionistas - un lípido es cualquier tipo de grasa, independientemente de si es sólido o líquido a temperatura ambiente o si se deriva de animales o vegetales.
Hay cuatro principales grasas de la dieta en los alimentos que comemos:

 

Saturadas

Las grasas saturadas son sólidas a temperatura ambiente. Comer demasiada grasa saturada aumenta la cantidad de colesterol en la sangre, lo que puede conducir a la enfermedad cardiovascular y posiblemente un derrame cerebral.
Las grasas saturadas se encuentran en la carne de mamíferos (por ejemplo, vacas, cerdos ovejas), productos cárnicos (salchichas, jamón, hamburguesas), la piel de las aves de corral, productos lácteos (quesos duros, leche entera y crema, mantequilla), la manteca de cerdo, manteca, muchos alimentos procesados, tales como pasteles, galletas, pasteles y patatas fritas, así como el aceite de coco y aceite de palma.

 

 

Grasas saturadas – éstas vienen en dos tipos

Las grasas mono insaturadas

Las grasas mono insaturadas son líquidas a temperatura ambiente. Los expertos en salud dicen que el impacto en la salud de las grasas mono insaturadas es neutral - no son ni buenas ni malas para usted. Sin embargo, los estudios muestran que el consumo de alimentos ricos en grasas mono insaturadas mejora los niveles de colesterol en la sangre, lo que puede disminuir su riesgo de enfermedad cardíaca. La investigación también muestra que las grasas mono insaturadas pueden ser de beneficio para el control de los niveles de insulina y azúcar en la sangre.
Las grasas mono insaturadas se encuentran en el aceite de oliva, aceite de cacahuete, aceite de colza, aceitunas, aguacates, almendras, castañas de cajú, avellanas, cacahuetes, pistachos y diferentes frutos secos

 

Las grasas poli insaturadas

Este es un tipo de grasa que se encuentra principalmente en alimentos y aceites de origen vegetal. La evidencia muestra que el consumo de alimentos ricos en grasas poli insaturadas, especialmente los de los peces (conocidos como los Omega-3 los ácidos grasos poli insaturados) mejora los niveles de colesterol en la sangre, lo que puede disminuir el riesgo de enfermedades del corazón

Los ácidos grasos omega-3 poli insaturados también pueden ayudar a reducir los síntomas experimentados por las personas que sufren de artritis, problemas en las articulaciones en general, y algunas enfermedades de la piel. Hay fuentes vegetales de ácidos grasos omega-3. Sin embargo, el cuerpo no lo convierte y lo utilizan, así como ácidos grasos omega-3 del pescado. Las grasas poli insaturadas también se han relacionado con un menor riesgo de diabetes tipo 2

Las grasas poli insaturadas se encuentran en el pescado azul (sardinas, la caballa, la trucha, el salmón y el arenque), aceite de cártamo, aceite de semilla de uva, aceite de girasol, aceite de maíz, aceite de sésamo, aceite de soja, y se extiende a partir de los aceites. Linaza, piñones, semillas de sésamo, semillas de girasol y las nueces.

 

Grasas Trans

Mientras que las grasas trans pueden estar de manera natural en algunos alimentos en pequeñas cantidades, son principalmente hechas sintéticamente a través de un proceso industrial. Esto implica que se ha añadido hidrógeno a los aceites vegetales líquidos para que sean sólidos. Esto se conoce como hidrogenación parcial. Los aceites parcialmente hidrogenados, se vuelven más fáciles de cocinar y menos propensos a estropearse que los naturales. En consecuencia, las grasas trans se han hecho populares porque las compañías de alimentos los encuentran fáciles de usar y baratas de producir. También hacen la comida de un sabor agradable.

Las grasas trans no son esenciales para la vida humana y no promueven la buena salud. Por lo tanto deben evitarse en lo posible. Los estudios de investigación muestran que las grasas trans pueden aumentar el colesterol LDL no saludable y la lipoproteína de alta densidad más baja sana (HDL). Esto puede aumentar su riesgo de enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular.

Las grasas trans se encuentran comúnmente en los alimentos fritos, como las patatas fritas, comidas rápidas, comida para llevar rosquillas, tartas, pasteles, galletas, pasta de la pizza,  galletas, margarinas duras y muchos otros alimentos horneados. Las grasas trans se pueden reutilizar muchas veces en freidoras comerciales por lo que se utilizan comúnmente en los establecimientos de comida rápida y restaurantes.

 

Grasa – La Sentencia

La grasa que usted come se descompone durante la digestión en unidades más pequeñas llamadas ácidos grasos. Cualquier grasa no utilizada por las células del cuerpo para crear energía se convierte en grasa corporal. Todos los tipos de grasa son altos en energía. Un gramo de grasa, ya sea saturado o insaturado, proporciona 9 kcal (37kJ) de energía en comparación con 4 kcal (17 kJ) por hidratos de carbono y proteínas.

Debido a que las grasas son tan densas en energía, el consumo de altos niveles de grasa - sin importar el tipo - puede llevar a tomar demasiadas calorías. Eso puede conducir al aumento de peso o al sobrepeso. Por lo tanto, incluso si usted está comiendo las grasas buenas, es importante limitar la cantidad total de grasa que consume.

El consumo de alimentos con una cantidad moderada de grasa es definitivamente parte de una dieta saludable. La clave está en equilibrar la cantidad de calorías que come con la cantidad de calorías que quema. Por supuesto el ejercicio regular es una gran manera de quemar el exceso de calorías. Los equipos para el hogar de Technogym, como MYRUN, ofrecen una solución sencilla para ejercer de manera fácil más movimiento en su vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Elegir comer más frutas y verduras, alimentos integrales y cortes magros de carne y evitar los alimentos altamente procesados mantendrá su dieta baja en ambas grasas saturadas y grasas trans. El hombre promedio debe aspirar a tener no más de 30 g de grasa saturada al día y la mujer promedio, no más de 20 g.

 

La grasa no tiene por qué ser tu enemigo. En efecto, si se usa con prudencia, la grasa puede ser el principal aliado para alcanzar y mantener un estilo de vida saludable a través del tiempo