Cómo prepararse de forma eficaz para los deportes de invierno

"Durante las Navidades, son muy populares los deportes de invierno como el esquí y el snowboarding, y muchas personas viajan a las pistas de todo el mundo durante una o dos semanas. Aunque estos deportes solo se practican en periodos breves debido a las condiciones meteorológicas de la temporada, esto no significa que no sea necesaria una preparación física.

De hecho, estas actividades requieren un alto nivel de resistencia, así como una ejecución y una técnica adecuadas. Además, diversos estudios científicos han demostrado que existe una relación entre el desequilibrio de los músculos de los muslos y un aumento del riesgo de lesiones en la rodilla. En consecuencia, una rutina óptima debe simular las posiciones y los movimientos habituales de los deportes de invierno, además de mejorar la fuerza, la resistencia y la capacidad aeróbica.

El primer paso consiste en seleccionar los mejores ejercicios que simulen los requisitos del deporte de invierno en concreto. Por ejemplo, si vas a hacer esquí alpino, sería muy beneficioso hacer sentadillas o entrenar con un simulador de escaleras como el ""Excite Climb"" de Technogym. En cambio, si vas a hacer esquí de fondo o patinaje, los ejercicios más adecuados serían las estocadas o entrenar en la elíptica, como la ""Synchro Forma"" de Technogym.

El segundo paso consiste en escoger la mejor modalidad de entrenamiento. Por ejemplo, el esquí alpino precisa más reactividad y fuerza que el esquí de fondo. En cambio, el esquí de fondo requiere más fuerza y capacidad aeróbica que el esquí alpino. Por un lado, para el esquí alpino se recomienda un entrenamiento formado por cargas elevadas y pocas repeticiones, en combinación con ejercicios de escalera de velocidad para mejorar la reactividad. Por otro lado, el mejor entrenamiento para el esquí de fondo incluiría ejercicios con cargas bajas pero un gran número de repeticiones para mejorar la resistencia muscular, en combinación con sesiones aeróbicas de larga duración para mejorar la resistencia cardiovascular.

Por último, recuerda que cuanto antes empieces a prepararte, mayores serán los beneficios. Para obtener un aumento significativo de la fuerza y la capacidad aeróbica, se recomienda practicar una rutina específica con regularidad durante un mínimo de 3 meses."