La experiencia del deporte comunitario

Para muchas personas, el deporte es una experiencia solitaria. Hay quienes van corriendo solos con sus auriculares y zapatos y quienes, aún asistiendo a ambientes más concurridos como un gimnasio, simplemente se concentran en sí mismo, en su respiración, en sus esfuerzos y en sus pensamientos. En los últimos años, sin embargo, han nacido varias realidades de entrenamiento en la comunidad, especialmente para corredores y ciclistas, pero también en varios gimnasios que han decidido dar mucho más espacio a este tipo de iniciativas de grupo.

¿Qué se entiende por experiencia deportiva comunitaria?

No existe una definición única para resumir el concepto, pero varios fundadores de estos grupos han intentado explicarlo de una manera sencilla e intuitiva. Sin molestar a filósofos y sociólogos, basta decir que una comunidad es algo que nace espontáneamente, que no puede ser creado en la mesa o por la fuerza. Nace y evoluciona naturalmente, a través de un sentido común de solidaridad, empatía y compartir. Por supuesto, se puede ajustar, adaptarse a las necesidades, pero en la base siempre hay objetivos comunes, incluso si se abordan individualmente, y un espíritu de equipo compartido. Según un estudio del Protein Journal, la mayoría de las personas en estos grupos son conscientes de que crear un espíritu comunitario requiere que todos trabajen para ayudar y apoyar a otros en la consecución de sus objetivos.

Compartir objetivos en el deporte

El espíritu comunitario siempre ha estado presente en el deporte: basta pensar en el Thai Chi y el Yoga, dos disciplinas que combinan la filosofía y el espíritu común como componentes cruciales para su práctica. Ambas actividades se pueden practicar solas, pero siempre se consideran más efectivas tanto para los profesores como para los estudiantes cuando practican en grupo. ¿La motivación? Para muchos hay sonrisas al final del trabajo de grupo.

En los últimos años ha habido una verdadera explosión de corredores comunitarios en las principales ciudades del mundo: la gente ha redescubierto lo mucho más efectivo y divertido que es practicar deportes en compañía.

En respuesta a algunas entrevistas de investigación, el 53% de las personas de algunos de estos grupos dijeron que el significado de "comunidad" en ese contexto se refiere a compartir valores comunes: como sucede entre amigos o buenos vecinos, lo mismo puede ocurrir en el deporte.

Gimnasio y comunidad

El lugar, quizás más que ningún otro, a favor de este tipo de actividades es el gimnasio. En estos casos, el "efecto grupo" es muy citado: la formación en grupo aportaría más resultados y beneficios, perjudicando también a lo que se denomina "efecto abandono". La razón es simple pero no siempre se ha considerado tan obvia: cualquiera que sea el objetivo que se quiera alcanzar yendo al gimnasio (perder peso, tonificar y esculpir el cuerpo, fortalecerse) es muy fácil de tirar en la toalla cuando se está solo y los resultados son lentos. Es más fácil hacer el ridículo o no dar el 100% si no hay nadie que nos estimule o nos apoye; y es aquí donde los beneficios de la forma física en grupo pasan a primer plano.

Estrés y grupo: antagonistas en el deporte

Según un estudio del Colegio de Medicina Osteopática de la Universidad de Nueva Inglaterra, la formación en compañía hace que las personas se sientan mejor tanto física como mentalmente que trabajar solas. Los investigadores encontraron que trabajar en grupos puede reducir el estrés en aproximadamente ¼, mejorando significativamente la calidad de vida. Aunque los capacitadores individuales perciben que están más comprometidos, sus niveles de estrés no cambian significativamente, como es el caso de aquellos que adoptan enfoques diferentes.
Para este estudio específico, los investigadores reclutaron a 69 estudiantes de medicina, conocidos por sus altos niveles de estrés y su pobre equilibrio entre trabajo y ocio, y les ofrecieron varios programas de entrenamiento de 12 semanas. Cualquier cosa que eligieran, deberían haberlo seguido en grupos o solos, manejándose de principio a fin. Los alumnos que eligieron trabajar en grupos mostraron mejoras significativas en todas las medidas de calidad de vida. En particular, el máximo beneficio se ha logrado en el bienestar mental, la estabilidad emocional y la disminución de los niveles de estrés. Por el contrario, no se han producido cambios significativos en los que han optado por entrenar solos, salvo un ligero aumento del bienestar mental, aunque inferior al de los que han trabajado en grupo.

/related post

Marcha nórdica: palos, bienestar y actitud positiva

Nordic Walking has been growing out of all proportion in recent years. The increasing number of spor...

El sitio utiliza sus propias cookies técnicas, las cookies de terceros analíticas anónimas y las cookies de terceros que podrían ser utilizadas en aplicaciones para crear perfiles: al acceder a cualquier elemento/área del sitio que no sean los banners de publicidad, usted autoriza la recepción de las cookies. Si usted quiere saber más o negar su consentimiento al uso de las cookies, haga clic aquí. Aceptar