Cómo mantener la motivación en invierno

Para algunos, puede ser un reto mantenerse en forma durante el invierno, sobre todo para quienes practican deporte en exteriores. De hecho, para muchas personas, el frío, la falta de luz, el mal tiempo, estar demasiado cansado o la falta de tiempo son obstáculos comunes para la actividad física en exteriores. Sin embargo, hay estrategias que te pueden ayudar a conservar la motivación para mantenerte en forma.

Prueba algo nuevo

Si eres de los que prefieren los entornos secos y cálidos, asistir a clases de fitness en un gimnasio podría ser perfecto. Si vas con un amigo o pariente, la motivación puede ser aún mayor. Además, muchos gimnasios ofrecen distintos tipos de clases de fitness, con o sin música, con o sin cargas e incluso con o sin coreografía. El boom de las actividades grupales ha dado lugar al éxito de clases como el Pilates y el Zumba, cuyos beneficios están avalados científicamente. Las investigaciones realizadas han demostrado que mejoran la capacidad aeróbica, la fuerza muscular y el control del equilibrio.

Practica deportes de invierno

El patinaje sobre hielo, el esquí, el snowboarding, ir en trineo, etc. son actividades que puedes realizar en invierno con los amigos o la familia. Además, son actividades de temporada, que se desean de forma anticipada, y una excelente forma de desarrollar nuevas capacidades motoras que podrían beneficiarte más tarde para otras actividades de fitness.

Haz ejercicio en beneficio de tu salud

Hacer ejercicio por prescripción médica o con asesoramiento regular puede mejorar la motivación, con la ayuda adicional de un diario o un podómetro para llevar un control. Es una forma excelente de establecerse objetivos a corto, medio y largo plazo, y de evaluar tus progresos con el tiempo. La ventaja añadida es que, cuanto más en forma estés, menos probabilidades tendrás de enfermar durante el invierno, ya que si estás sano y en forma tendrás un sistema inmunitario fuerte.

Establece un objetivo de fitness que quieras alcanzar antes del verano

Hay mucha gente que empieza a hacer ejercicio pocos meses antes del verano, y luego no obtienen los resultados deseados por falta de tiempo. La mejora de la fuerza muscular y de la capacidad aeróbica, o la pérdida de peso, son objetivos que requieren consistencia, tanto para alcanzarlos como para mantenerlos, por lo que es importante no parar en invierno.

Resumiendo: probar actividades nuevas, practicar deportes de invierno y hacer ejercicio en beneficio de nuestra salud nos ayuda a conservar la motivación para mantenernos en forma durante el invierno.