Wellness Ball Active Sitting

Siempre en movimiento, incluso cuando estés sentado.

Wellness Ball Active Sitting es un asiento dinámico que te permite mantenerte activo incluso en las horas en las que te encuentres en un entorno sedentario.

A woman at a desk whilst active sitting on a Wellness Ball Wellness Ball Active Sitting by Technogym

Wellness Ball Active Sitting está dirigida a quienes tienen que pasar muchas horas seguidas sentados. Es por tanto una solución inteligente para empresas, colegios y hoteles que quieren ofrecer a sus empleados, estudiantes y clientes, un accesorio de entrenamiento adicional como alternativa a la silla clásica. Un accesorio que además se integra a la perfección con el resto del mobiliario.

Compacta, cómoda e interactiva, y dotada de funciones altamente específicas, la Wellness Ball Active Sitting te permite mejorar tu postura mientras trabajas y contribuye a reforzar la estructura muscular que protege la columna, sin esfuerzo alguno por tu parte: es suficiente con sentarte en ella. Además, en combinación con algunos ejercicios específicos, la Wellness Ball Active Sitting te permite tonificar la musculatura y mejorar tu equilibrio y flexibilidad.

Corrige la postura, tonifica y refuerza los músculos

La Wellness Ball Active Sitting es la aliada perfecta para las personas que tienen que pasar muchas horas sentadas, ya sea en el trabajo o en otras circunstancias, ya que permite adoptar una postura correcta que ayuda a prevenir el dolor de espalda. Estas “sesiones dinámicas” contribuyen a eliminar una de las principales causas del dolor de espalda: el mantenimiento de una postura estática durante demasiado tiempo. La Wellness Ball Active Sitting desarrolla una serie de micromovimientos que mejoran la acción estabilizadora de los músculos abdominales y lumbares. La Wellness Ball™ Active Sitting es también una herramienta de fitness que te permite mejorar tu estabilidad, tono, fuerza y flexibilidad en un espacio limitado.

Características de la Wellness Ball Active Sitting

Diseñada y patentada por Technogym, la Wellness Ball Active Sitting es un producto 100% italiano: sus componentes y materiales han sido trabajados enteramente por artesanos italianos, lo que quiere decir que este asiento dinámico ha sido elaborado con el mimo y la atención que distinguen desde siempre a los productos Made in Italy. Además, está elaborada con PVC de alta calidad y no contiene ftalatos o látex, dos sustancias que pueden ser potencialmente nocivas para la salud.

Detalles funcionales que garantizan un confort absoluto

Gracias a su revestimiento multicapa, Wellness Ball Active Sitting tiene características antitranspirantes y antideslizantes similares a las del calzado de running, lo que reduce las probabilidades de sudar y resbalarse mientras se usa. La funda puede lavarse en lavadora a 30° sin perder sus funcionalidades. La pelota está además dotada de un tirador que permite trasladarla y posicionarla con gran facilidad.
 The yellow zip open of the Wellness Ball

Segura y adecuada

Doble densidad concentrada en la base para reforzar el centro de gravedad y garantizar una mayor estabilidad y, por lo tanto, un mayor confort. Y para garantizar la seguridad de uso, la Wellness Ball Active Sitting ha sido realizada a prueba de explosión, y con un material antibacteriano e ignífugo.

Interactiva y personalizable

Además de estar equipada con una etiqueta que te permite personalizarla, la Wellness Ball Active Sitting tiene un código QR en la superficie del asiento, que te permite utilizar un smarthphone o una tablet para acceder a ejercicios específicos.

La cremallera de la funda ayuda a calibrar el inflado de la pelota y además impide que se infle más allá de los límites recomendados. Cuando la cremallera esté totalmente estirada a lo largo de su perímetro, la Wellness Ball Active Sitting está lista para ser utilizada.

Si quieres utilizar la Wellness Ball Active Sitting en la oficina, te recomendamos que sigas el siguiente programa para lograr un progreso estable:

  • Día 1: una hora
  • Día 2: dos horas
  • Día 3: cuatro horas, con los ejercicios de movilidad
  • Días 4 a 10: entre cuatro y seis horas con ejercicios de movilidad y tonificación
  • A partir del día 11: según tu criterio

Y por último: no olvides levantarte a menudo para dar pequeños paseos.