Entrenando a los hombres más rápidos de la Tierra

¿Qué se necesita para ser el hombre más rápido en la Fórmula 1? Echa un vistazo detrás de las puertas de una de las instalaciones de entrenamiento más avanzadas como el Centro de tecnología McLaren y garantizamos que te sorprenderás.

Cada semana, cientos de expertos trabajan incansablemente en la monitorización, modificación, adaptación e innovación, en su intento por extraer el máximo rendimiento de algunas de las máquinas más inmensamente complejas y magníficas del planeta. No, no los coches, los pilotos.

Durante las carreras que pueden durar hasta dos horas, el cuerpo de un piloto de la F1 es sometido a gran presión como en ningún otro deporte. Con cada giro del volante de un coche que se desplaza alrededor de un circuito a una velocidad promedio superior a los 240km/ph (150 mph), la tensión promedio sobre los brazos del piloto se eleva a miles de kilo.

Al mismo tiempo, cada una de esas 1.250 curvas de alta velocidad agregan una agotadora fuerza G sobre los pilotos. Esta presión, la carga que ejerce la gravedad sobre un objeto cuando está acelerando en relación con una caída libre, puede alcanzar hasta unos 5G. Eso es cinco veces la atracción gravitatoria normal que todos sentimos, siendo el cuello y los hombros los que reciben la mayor parte de la carga.

Este extenuante esfuerzo físico implica que el piloto puede quemar 1.400 calorías en una hora y perder aproximadamente 3 kilogramos de peso corporal con el sudor durante el transcurso de una carrera. Todo esto mientras mantiene la precisión mental que no es simplemente la diferencia entre perder o ganar, sino que es también lo que se encuentra entre la seguridad y las lesiones potencialmente graves.

Antes del año 2004, esto representaba un problema único para los equipos de F1 como McLaren. Era imposible replicar los esfuerzos producidos por la conducción de un coche de Fórmula 1 durante un entrenamiento normal.

Entonces Technogym tuvo una idea. ¿Sería posible crear una máquina de entrenamiento exclusiva de F1 que pudiera ayudar a los pilotos a desarrollar la resistencia necesaria para soportar las fuerzas que tienen que enfrentar durante una larga temporada?

La respuesta a esa pregunta representa hoy orgullosamente la pieza central del centro de entrenamiento MacLaren – se llama Entrenador de F1 Technogym.

Este exclusivo ‘gimnasio para coches’ incluye la más avanzada tecnología que reproduce los esfuerzos de alto impacto a los que son sometidos los brazos y el cuello dentro de la cabina.

Los pilotos se sientan en una réplica del asiento de sus propios coches con los cables delanteros y traseros conectados a sus cascos. Estos cables producen resistencia angular para ayudar a los pilotos a prepararse para el esfuerzo producido por la rápida aceleración y desaceleración del coche mientras que los ganchos a los lados proporcionan entrenamiento muscular para el cuello para ayudar a los pilotos a contrarrestar los efectos de las fuerzas centrífugas.

Existe también un volante con carga de peso. Tiene una carga nominal de 25kg con bloques de pesas extras de 2,5kg que se pueden agregar para aumentar la carga de entrenamiento en los antebrazos a medida que los pilotos progresan.

Más recientemente, Technogym ha equipado el volante con un mecanismo que combina la fuerza por peso con un dispositivo vibrante, para replicar las constantes vibraciones que tienen lugar sobre la pista.

El Entrenador de F1 se ha transformado en una herramienta vital para la preparación para los extremos del fin de semana de carreras de los pilotos jóvenes y los de primer nivel.

“En cada plan de entrenamiento periódico que creamos siempre habrá un elemento integral del uso del entrenador de F1.” Explica David Harvey, Gerente de Rendimiento Humano en el Centro de tecnología McLaren y el único científico acreditado en Ciencias del ejercicio y el deporte del Reino Unido que se especializa en la F1.

“Pero esto no es solo para la resistencia. También la utilizamos para ayudar a los pilotos a recordar las pistas. Mientras están en la máquina, les pedimos que simulen lo mejor posible una pista a su elección de memoria, la cronometramos y comparamos su tiempo de carrera real con el tiempo que han simulado en el entrenador.”

De acuerdo con Harvey, la máquina Technogym ha introducido grandes cambios. “Antes de trabajar con Technogym, solíamos utilizar las bandas TheraBand y pesas. Para ser honestos, no daba la sensación de que los pilotos estuvieran en un centro de alta tecnología pero ahora la tecnología es una gran parte de todo lo que hacemos y ahora que tenemos el entrenador de F1 es más apropiado decir que estamos usando el mejor equipamiento en todo el centro."

La máquina de F1 no es la única área en donde la innovación de Technogym está marcando la diferencia en

McLaren. El potencial del entrenamiento remoto de MyWellness Cloud ofrece beneficios reales no solo para los pilotos sino para todo el equipo McLaren.

Con tantos empleados en movimiento por largos períodos durante el año, garantizar el bienestar de todos sus empleados es difícil pero el entrenamiento físico basado en la nube ofrece nuevas soluciones.

“Entrenar a las personas alrededor del mundo es una pesadilla pero es un desafío que verdaderamente disfrutamos.” dice Harvey.

“La Technogym Cloud es algo que hemos comenzado a integrar. Nos permite proporcionar programas de entrenamiento, no solo a nuestros pilotos sino también al equipo. Muy a menudo, los hoteles en donde nos alojamos tienen el equipo Technogym y si sabemos lo que tienen antes de llegar allí, podemos escribir un programa para ellos para cuando lleguen. Es genial que podamos hacer eso. Sin cosas como la Technogym Cloud simplemente no sería posible.”