Combatir el estrés con la actividad física - Technogym

Combatir el estrés con la actividad física

La actividad aeróbica realizada con frecuencia es una forma excelente de combatir el estrés y liberar endorfinas, que mejoran tu estado de ánimo y bienestar al mismo tiempo.

Irritabilidad, molestias y dolor

Sabes que el estrés está comenzando a afectar tu vida si notas que tienes dolor de espalda, cefaleas, insomnio o hipertensión arterial o si te sientes especialmente cansado e irritable.

Cuando estás estresado, el dolor extendido por el cuerpo se debe a la rigidez muscular. Tu postura corporal comienza a reflejar la tensión de tu situación psicológica y tus músculos comienzan a perder su elasticidad y movilidad.

El estrés también puede aplicar presión a las paredes de tus arterias, que se estrechan y provocan hipertensión arterial. Una de las formas más eficaces de combatir el estrés es mediante el ejercicio aeróbico.

El efecto calmante de la actividad aeróbica

Con solo tres sesiones a la semana de un buen ejercicio aeróbico cardiovascular al 40-60% de tu capacidad cardiaca puedes disminuir la tensión arterial y hacer que esta se mantenga estable, incluso durante varias horas después del entrenamiento.

Las actividades como correr, caminar, nadar o montar en bicicleta tienen un efecto calmante debido a que son de naturaleza rítmica. Del mismo modo, entrenar en una cinta de correr puede ayudarte a gestionar el estrés y las emociones fuertes de una forma positiva y saludable.

La actividad aeróbica aumenta la producción de endorfinas, que inducen una sensación de bienestar a la vez que reducen los efectos de la producción en exceso de adrenalina en tu organismo.

 ¿Qué actividad deberías escoger?

Escoge una actividad que no sea competitiva y con la que realmente disfrutes para garantizar así el compromiso y la motivación. Entrenarás durante más tiempo y con más frecuencia y obtendrás mejores resultados si te apetece realizar la actividad.

Si deseas disfrutar de la tranquilidad y del espacio, evita los lugares abarrotados como las piscinas; en lugar de eso, sal a correr al parque. O si por el contrario desear cruzarte con mucha gente y socializar, el gimnasio es una opción perfecta.

 ¿Con qué frecuencia deberías entrenar?

Depende del tiempo del que dispongas. Hacer ejercicio cada día es beneficioso, incluso aunque sean sesiones cortas. Por lo general se recomienda realizar al menos tres sesiones de ejercicio a la semana, pero hacer tanto ejercicio como sea posible es mejor, incluso aunque sea ir al trabajo o a comprar caminando o en bicicleta.

«Las actividades como correr, caminar, nadar o montar en bicicleta tienen un efecto calmante debido a que son de naturaleza rítmica.»