Champions Train With Technogym: Vincent Luis

“Creo que me enamoré del triatlón simplemente viéndolo por televisión, en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Antes practicaba la natación, pero la verdad es que empezaba a aburrirme. Cuando vi a aquellos grandes atletas correr con sus trajes competición, pensé que molaban, que era bonito verlos, y decidí que quería ser uno de ellos. Sí, tal vez empecé por eso: quería molar como ellos”.

El deporte lleva escrito desde siempre en las estrellas de Vincent Luis, francés nacido en 1989 y número uno del ranking mundial. En su familia ha habido muchos referentes desde el principio, ya que ambos padres eran corredores de maratón y su hermana era nadadora. Ya desde muy corta edad, Vincent daba muestras de su espíritu competitivo cuando, con solo seis años, desafiaba al resto de la familia a ver quién aguantaba más la respiración debajo del agua en la piscina. Más tarde, gracias a la edición griega de los Juegos, que en 2004 volvió a llevar la antorcha al monte Olimpo, la atención de este joven talento de Vesoul se desplazó hacia el triatlón, una de las novedades más apasionantes del programa olímpico del nuevo milenio.
El triatlón es una disciplina agotadora y compleja que requiere una extraordinaria fuerza mental y un gran equilibrio, algo que se consigue mediante el diálogo entre el rendimiento puro y la atención al detalle. Tres deportes diferentes se encadenan para formar uno nuevo que toma los retos de cada uno de ellos y los multiplica por la fatiga acumulada, kilómetro a kilómetro. “Yo era un gran aficionado al manga y a los cómics japoneses, sobre todo de niño. Y recuerdo que, en la mayoría de los casos, el protagonista siempre estaba al límite, a punto de morir o fracasar. Pero luego volvía, siempre volvía. Y volvía más fuerte que antes. Eso es lo que me gusta. Cada vez que sufro en un entrenamiento, cuando pienso en dejarlo, me repito a mí mismo: esto es lo que debo hacer, porque este sufrimiento me traerá ventajas más adelante”.

Con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a la vuelta de la esquina, el bicampeón del mundo tiene las ideas claras y un objetivo preciso por delante: inscribir su nombre en libro de honor de una disciplina en la que Francia se ha acercado repetidamente al podio, pero nunca ha logrado subir a él.

“Los Juegos Olímpicos son algo grande. El triatlón es disciplina olímpica desde hace pocas ediciones, por lo que todavía no hay muchos nombres en el cuadro de honor. Francia nunca ha traído a casa una medalla olímpica en triatlón y cada día me esfuerzo al máximo, solo y exclusivamente, para conseguir una. Una medalla en Tokio, algo que hemos rozado a menudo en el pasado, sería un gran paso adelante para todos nosotros como nación”. Las palabras y el timbre de voz de Vicent Luis desvelan toda la pasión y confianza que tiene en sus propias capacidades este campeón que, en plena madurez deportiva, parte hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 con un sueño claro y muy ambicioso. Esta es la idea de excelencia a la que aspira el francés, y que se construye sobre la convicción absoluta de que, para llegar a la cima, allí donde nadie ha llegado antes, es necesario cumplir una regla sencilla e irrefutable: “Al final solo tienes que hacerlo lo mejor que puedas y nunca quedarás insatisfecho”.
La preparación deportiva de un triatleta es crucial: entrenar cada una de las tres disciplinas de forma específica y combinada es la clave para conseguir el equilibrio adecuado y un rendimiento que conduzca a la victoria.
Para realizar entrenamientos específicos como los de Vincent Luis, Technogym ha creado Skillbike, la única bicicleta estática con cambio de marchas real que permite experimentar indoor las emociones y los desafíos del ciclismo al aire libre.

Descubre Skillbike

Skillbike incorpora algunas características exclusivas diseñadas para mejorar la preparación y el rendimiento deportivo. Su tecnología de cambio de marchas (Real Gear Shift) permite pasar de entrenamientos basados en la potencia a simulaciones de escalada para aumentar la fuerza y la resistencia, y conseguir la máxima eficiencia de una forma nueva y estimulante: un verdadero aliado natural que te permitirá afrontar incluso los ascensos más duros.
Consigue nuevas metas: da igual si tu objetivo es entrenar una determinada distancia o altura, o simplemente quieres hacer una nueva ruta, solo tienes que subirte al sillín y empezar a pedalear con Skillbike. Puedes elegir los recorridos preinstalados o importar tus recorridos favoritos de Strava.
Y todo, con los datos siempre a mano: la consola LCD en color integrada en la bicicleta te permite ver toda la información que necesitas para controlar tu pedaleo en tiempo real.
Skillbike te da la libertad de elegir ejercicios específicos y entrenamientos adaptados a tus objetivos. Puedes elegir un entrenamiento personalizado para mejorar las capacidades deportivas específicas del ciclismo.

/related post

Conoce al equipo: India Bailey

Desde Canadá hasta México, sigue la historia de nuestra Technogym Talent Trainer India Bailey y pr...