Champions Train With Technogym: Oliver Zeidler

Mi primer recuerdo de las Olimpiadas es el de hojear libros de antiguas ediciones de los Juegos buscando fotos donde estuviese mi abuelo. Luego, él se sentaba en torno al fuego y nos hablaba de aquellos veranos mágicos, del esfuerzo y las medallas”.

La voz de Oliver Zeidler es profunda, rica, como si viniera directamente del pasado y atesorara la experiencia de varias generaciones.
Y tal vez sea así, si pensamos en la increíble herencia genética de este joven remero alemán, cuyo abuelo, Hans-Johann Färber, fue artífice de una magnífica trayectoria olímpica que culminó con la medalla de oro para el equipo de Alemania Occidental en los Juegos de Múnich de 1972, una edición que también pasó a la historia por las acciones del grupo Septiembre Negro.
Oliver, nacido en 1996, muestra un gran respeto por la tradición y una auténtica pasión por la historia del olimpismo, dos rasgos fundamentales de su carácter que nacen de su propia historia personal y lo han convertido en un verdadero soñador.
El primer amor del pequeño (aunque realmente nunca fue pequeño) de la familia Zeidler fue la natación, un deporte también relacionado con el agua que parecía ser una posible puerta de entrada a la gran aventura olímpica. Oliver, especialista del estilo libre, estuvo a punto de cruzar el umbral de la gloria tras convertirse en campeón alemán junior y rozar la participación en Río 2016.

Pero el joven talento no aceptaba un no por respuesta y, tras recuperar su equilibrio interno, encontró una nueva motivación en el legado de la tradición familiar: el remo, al que decidió dedicarse en cuerpo y alma empezando desde cero. “Sentía que el destino me reservaba algo más, sabía que tenía más cosas que decir en el mundo del deporte, que me quedaba algo en el depósito”.

Cambiar de deporte es una cuestión compleja y, cuanto más tarde se haga la transición, mayores serán los obstáculos que aparecerán en el camino. Los músculos tienen memoria, y adaptar su mecanismo a un nuevo movimiento requiere esfuerzo y mucha fuerza de voluntad.

La fuerza de voluntad es un buen comienzo, por supuesto, pero no basta, y lo que le permitió llegar a la cima de verdad fue el trabajo duro, que es un pilar básico de la disciplina favorita de Zeidler: “A veces sientes el dolor muscular. Sientes que el esfuerzo te pasa factura de repente. Pero, al final, casi por arte de magia, cuando te has ganado un puesto en una final importante, todo encaja. Todo tiene sentido y por fin puedes demostrar lo que puedes hacer y lo que vales”.

En muy poco tiempo, Oliver se ha convertido en el hombre a batir, tanto en Europa, donde ha ganado dos campeonatos continentales consecutivos (Lucerna y Varese), como en el resto del mundo, gracias a la medalla de oro conseguida en los Campeonatos del Mundo de 2019 en Ottensheim. Un ascenso fulgurante y estimulante que ha trastocado la clasificación mundial y proyecta las expectativas del alemán hacia el sueño de la gloria olímpica.

A medida que nos acercamos a los Juegos de Tokio 2020, su nombre resuena entre los favoritos para las medallas más importantes, pero Oliver ha sabido canalizar bien esta presión sin precedentes: “Ahora mismo solo pienso en ir a Japón y hacerlo todo lo mejor posible, hasta el más mínimo detalle. Es una meta, pero también un sueño, ganar una medalla de oro olímpica como mis antecesores, y escribir así mi propio capítulo en el gran libro de nuestra familia”.

Y es probable que, si realmente lo consigue, la próxima vez que se siente en torno al fuego, después de los relatos de su abuelo, el testigo pase directamente a él.

En la base de los éxitos de Oliver Zeidler hay horas y horas de entrenamiento, algo crucial para conseguir un rendimiento eficaz.
El campeón de Europa de remo, cuyas armas en la competición son la fuerza física y la velocidad, elige entrenar con Skillrow, una máquina de remo indoor capaz de mejorar la potencia anaeróbica, la capacidad aeróbica y las funciones neuromusculares en una única solución.

Descubre Skillrow

Skillrow es una máquina de remo diseñada en colaboración con los deportistas que te ayuda a mejorar la resistencia cardiovascular y la potencia a través de múltiples ejercicios dirigidos a todo el cuerpo. El modo Rowing (remo) está enfocado al entrenamiento cardiovascular, mientras que el modo Power está pensado para entrenar la potencia o simular el movimiento de la palada con una resistencia adicional.
Skillrow es una máquina de remo con características únicas: experimenta la sensación incomparable de remar en el agua gracias a la tecnología Aquafeel, que te permite seguir la curva natural del remo en este elemento. La resistencia aumenta gradualmente para garantizar un movimiento suave y seguro, y evitar lesiones en la región lumbar.
Conéctate y rema: la app Skillrow tiene todo lo que necesitas para entrenar como los verdaderos campeones. Elige un reto, entrena con los mejores, consulta tus datos de rendimiento en tiempo real y comprueba tus progresos con un resumen detallado de todos tus resultados después del entrenamiento.

Para entrenar fuerza, resistencia y estabilidad fuera del agua, Oliver Zeidler usa los mancuernas de Technogym. Descubre la formación en la sección de programas de Technogym App.

/related post

Conozca al equipo: Steph Nieman

Steph es conocida por el HIIT, el yoga y, en general, por su loca energía: descubre la historia de ...