Marcha nórdica: palos, bienestar y actitud positiva

Caminar es una de las actividades más naturales que hacemos todos los días. Sin embargo, la mayoría de las veces, lo hacemos de forma descoordinada y apresurada, pensando en otra cosa, a merced de los ritmos frenéticos y de los mil compromisos de nuestra vida cotidiana. El cuerpo de un lado y la mente del otro.

Moverse conscientemente, activar todo el cuerpo, es la base de la marcha nórdica, el deporte que en los últimos años ha conquistado el mundo. A día de hoy, hay más de 16 millones de seguidores, y contando. En todas partes la marcha nórdica está teniendo un verdadero boom, tanto que es muy común ver gente practicándola, incluso en los parques de la ciudad.

Nordic Walking is great for staying with you beloved ones

Algunas palabras sobre la marcha nórdica

Practicada desde los años ‘30 en los países escandinavos por esquiadores de fondo que querían hacer ejercicio en la temporada de verano, esta forma particular de caminar utiliza bastones especiales que sirven para estimular la parte superior del cuerpo.

Una actividad muy sencilla, al alcance de todos, pero con reglas muy precisas. Los movimientos correctos deben acompañar a cada paso: se debe proceder dando el empujón con los palos y alternando brazos y piernas opuestos (el pie que descansa en el suelo debe ser opuesto a la mano que empuja el palo).

You can practice Nordic Walking wherever you want!
El pie debe realizar un movimiento de balanceo al entrar en contacto con el suelo, comenzando desde el talón, continuando con el arco del pie, que absorbe la carga, y terminando con los dedos.

Con la adquisición de un ritmo armonioso todos los músculos trabajan, la mente se libera gradualmente de los pensamientos, la respiración se vuelve más regulada.

Los palos, por lo tanto, no son sólo accesorios, sino componentes clave de este deporte. ¿Cómo elegir los correctos? Para no cometer un error, se deberían elegir según la altura y habilidad. La longitud correcta es aquella en la que, manteniéndolos en posición vertical frente a nosotros, el codo forma un ángulo de 90 grados.

Para los que caminan de vez en cuando, los de aluminio con punta de acero son adecuados, mientras para los que entrenan a menudo, los de carbono con punta de tungsteno son mejores. El coste oscila entre 40 y 120 euros.

Dónde practicar la marcha nórdica

Una vez que haya aprendido la técnica y comprado el equipo adecuado, la caminata nórdica puede practicarse en cualquier lugar, tanto es así que los parques de la ciudad, las colinas y las playas se convierten en gimnasios al aire libre en todas las estaciones, incluso en invierno. Lo que importa aquí es que el terreno, a diferencia del trekking, no debe ser empinado.
The correct movement of Nordic Walking
Puedes elegir entre caminar solo o en grupo, y lo mejor es que se trata de un deporte de bajo coste con horarios flexibles. En la actualidad, cada ciudad cuenta con varias asociaciones y escuelas que imparten cursos básicos y organizan encuentros, festivales y excursiones.

Los beneficios de la marcha nórdica

La belleza y el potencial de esta disciplina también se pueden ver en los beneficios que aporta. En primer lugar, a diferencia de la mayoría de las demás actividades deportivas, la marcha nórdica afecta al 90% de los músculos del cuerpo: grupos de músculos del pecho, músculos de la espalda, tríceps, bíceps, hombros, abdominales, espinas y glúteos. El resultado es un aumento de la resistencia, la fuerza y la coordinación.
Nordic Walking and its many benefits
Además, el ejercicio con todo el cuerpo resulta en un aumento de hasta un 46% en el consumo de energía en comparación con la caminata simple.

Por lo tanto, la marcha nórdica es excelente para perder peso.

La lista de razones para elegir la marcha nórdica es larga. Algunas personas lo practican para perder peso y ponerse en forma, tal vez después de un período de descanso forzado, como ocurre a las madres primerizas. Otros por el placer de socializar y permanecer al aire libre después de demasiadas horas sentados frente al ordenador. Por fin, otros sienten la necesidad de prevenir o reconectar con la actividad física después de una enfermedad.

La marcha nórdica desempeña un papel importante en la rehabilitación del cáncer, tanto física como psicológicamente. Aquellos que han tenido cáncer o lo están tratando, especialmente las mujeres que han sido operadas por cáncer de mama, pueden practicarlo - caso por caso.

The smile of who just walked a lot
El objetivo es recuperar las funciones dañadas por la cirugía o la terapia. El movimiento que se realiza para empujar los palos está indicado precisamente para restaurar la movilidad del brazo y del hombro, para acelerar la cicatrización de las heridas, para corregir los cambios posturales y para mejorar el sistema cardiovascular.

Está estadísticamente probado que caminar en medio de la naturaleza ayuda a reducir el riesgo de pereza y a redescubrir la sonrisa y la fuerza en uno mismo.

/related post

Consejos y beneficios para entranarse con una bicicleta estática

Todas las ventajas de entrenar con una bicicleta, cómo utilizarla correctamente y elegir la que má...

El sitio utiliza sus propias cookies técnicas, las cookies de terceros analíticas anónimas y las cookies de terceros que podrían ser utilizadas en aplicaciones para crear perfiles: al acceder a cualquier elemento/área del sitio que no sean los banners de publicidad, usted autoriza la recepción de las cookies. Si usted quiere saber más o negar su consentimiento al uso de las cookies, haga clic aquí. Aceptar