Champions Train With Technogym: Morgan Lake

Desde pequeña he sabido que sería deportista. Nunca tuve la más mínima duda. Puede sonar extraño, pero incluso antes de que yo naciera, mis padres fantaseaban con conversaciones del tipo: ‘oh sí, seguro que Morgan va a ser deportista de mayor’. Así que creo que está en mi ADN, y no es casualidad que mis primeros recuerdos sean de mi hermano y yo jugando bajo el sol. Probamos todos los deportes: netball, hockey, tenis, atletismo... Todos”.

El acento de Berkshire suaviza las palabras de Morgan Lake, que salen de sus labios con una mezcla única de dulzura y determinación. Todo en su historia recuerda a un cuento de hadas que comenzó incluso antes de que ella naciera y en el que el deporte tiene un papel protagonista.

Esta saltadora de altura nacida en 1994 es una de las estrellas emergentes del atletismo británico. Alguien que, con unas cuantas frases sencillas, te descubre su asombrosa trayectoria como mujer joven y atleta de élite: “Cuando creces, tienes que encontrar el equilibrio adecuado, y la relación entre la deportista y la persona que habitan en mí es algo en lo que he empezado a trabajar en los últimos años. Estoy tratando de encontrar la mentalidad adecuada para que cooperen y convivan de la mejor manera posible. Por ejemplo, si tienes una mala actuación, no puedes correr el riesgo de que afecte a tu vida personal, y es fundamental entender que la atleta que eres no siempre tiene que tener un reflejo fuera de la pista”.

Y cuando se alcanza la excelencia, el deporte empieza a exigir cada vez más, porque el deseo de llegar a la cima siempre debe apoyarse en la fuerza de la determinación y en el esfuerzo. Una verdad absoluta que Morgan asume hasta sus últimas consecuencias: “Entrenar cada día es, sin duda, la parte más dura para un deportista. Pero, al mismo tiempo, es lo que explica el verdadero sentido del deporte, porque cuanto más te entrenas, más fácil es competir y más éxitos consigues. Es una relación directa y lineal. Cuando empiezo un entrenamiento cardiovascular, por ejemplo, sé que va a ser una sesión dura, pero ese es exactamente el momento en el que tienes que darlo todo en la máquina, hasta la última gota de energía”.

Sin embargo, la meta, o el listón en su caso, es motivación suficiente para mantener un nivel constante de compromiso y dedicación, que a su vez se alimentan del deseo de alcanzar los objetivos más ambiciosos, aquellos que inspiran y definen nuestra forma de ver el mundo: “Mi primer recuerdo olímpico está relacionado con los Juegos de Atenas de 2004. Tenía siete años y pude ver a mi compatriota Kelly Holmes ganar dos oros para Gran Bretaña, en los 800 y los 5000 metros. Fue algo histórico. Y recuerdo el momento exacto en que cruzó la línea de meta: el cansancio mezclado con la felicidad. Fue como ver físicamente el trabajo de tantos años resumidos en una imagen”.

A veces sucede que, cuando apuntamos alto, trazamos un camino inesperado y hermoso. Y siguiendo el ejemplo de Holmes, la joven saltadora británica ha construido una trayectoria única, que ya la llevó al estadio olímpico en Río y que la verá como protagonista segura en Tokio, más madura, más fuerte, más preparada: "Los de Río 2016 fueron mis primeros Juegos Olímpicos y fueron simplemente increíbles. Tenía 19 años, era bastante joven y nadie esperaba que me clasificara tan pronto. En cambio, no solo conseguí clasificarme, sino que incluso llegué a la final. Estar rodeada de tantos referentes, relacionados o no con mi deporte, fue una experiencia única. No veo el momento de revivir esas sensaciones en Tokio y demostrar a todo el mundo lo mucho que he trabajado para llegar hasta allí”.
Morgan Lake, joven campeona europea de salto de altura, lo tiene claro: ha llegado a la cima gracias al trabajo duro y la determinación.
Según la atleta, el entrenamiento es la parte más difícil pero también la más importante de su trabajo, la única manera de conseguir la victoria en las competiciones.
Las sesiones de entrenamiento de Morgan Lake son una mezcla perfecta de trabajo duro y energía lograda con los equipos de fitness Technogym, en particular con Skillrun.

Descubre Skillrun

Skillrun representa el nuevo estándar para entrenar el running de alto rendimiento: sus características únicas y su tecnología de vanguardia la convierten en la primera cinta de correr diseñada para satisfacer las necesidades de los deportistas de élite, los aficionados a los entrenamientos de alta intensidad y los entusiastas del running.
Se acabó la monotonía, prepárate para empezar tu mejor carrera: el exclusivo sistema Multidrive Technology de Skillrun permite realizar ejercicios de cardio y potencia en una sola máquina, pero también ayuda a desarrollar la velocidad, la resistencia y la coordinación marcando el ritmo del esfuerzo y simplificando el entrenamiento.
Aumenta la explosividad y la aceleración: para entrenar la potencia, un elemento esencial en el entrenamiento deportivo de Morgan Lake, Skillrun incorpora el modo de entrenamiento Sled, que reproduce la sensación de empujar un trineo por la hierba, incluida la inercia. Comienza aplicando a la cinta un nivel alto de resistencia que disminuye a ritmo constante a medida que se incrementa la velocidad.

/related post

Champions Train With Technogym: Oliver Zeidler

Oliver Zeidler, campeón europeo de remo, elige entrenar con Skillrow para mejorar la potencia anaer...