¿Por qué Let’s Move for a Better World?

36 años. No, no es la edad del escritor, sino el tiempo que pasamos sentados durante toda una vida. Trabajando en la oficina, conduciendo y tumbado en el sofá. Todo esto se traduce en una sola palabra: sedentarismo.
Technogym lleva más de 30 años promoviendo la actividad física y sus beneficios a través del concepto de Wellness. En concreto, en estos últimos años la empresa se ha activado contra el trabajo sedentario y los daños derivados lanzando la campaña Let's Move for a Better World a nivel mundial.

Es un problema global

En los últimos 30 años, el fenómeno global de la obesidad se ha acrecentado, alcanzando cifras impresionantes. Algunos datos pueden ayudarnos a comprender la envergadura del problema.

En 2016, más de 1.900 millones de adultos tenían sobrepeso. De ellos, más de 650 millones son obesos. En general, el 13% de la población mundial tenía sobrepeso en 2016. La obesidad en el mundo se ha triplicado de 1975 a 2016.
Los problemas de obesidad no solo afectan a los adultos: el año pasado, más de 340 millones de niños y adolescentes tenían sobrepeso o eran obesos. Desde 1975, el porcentaje de jóvenes con problemas de peso casi se ha quintuplicado.
Hoy en día, hay más personas con sobrepeso u obesas en el mundo que las que sufren de desnutrición, y este dato es cierto a nivel mundial, exceptuando algunas partes del África subsahariana y Asia.
Este es el porcentaje de la población mundial que tiene sobrepeso en 2016.

Causas y efectos

Junto con la evolución cultural y tecnológica que nos ha llevado a donde estamos hoy, el hombre ha experimentado, en contrapartida, una involución desde el punto de vista de la actividad física. Estamos lejos de nuestros antepasados que corrían y se movían para vivir.
La causa principal del sobrepeso y la obesidad es el desequilibrio entre las calorías ingeridas y las consumidas.
El fenómeno es ciertamente muy complejo, al igual que las causas que lo generan. Podemos destacar dos macro causas a nivel mundial:
- el mayor consumo de alimentos ricos en calorías y grasas
- el aumento de la inactividad debido principalmente al trabajo sedentario, los modos de transporte y la creciente urbanización.
Ambas condiciones relacionadas con el sobrepeso conllevan un riesgo, bajo o alto, y tienen numerosas e importantes repercusiones en nuestra salud.
WELLNESS WALL

Los dos términos se utilizan a menudo indistintamente, y de forma incorrecta empleamos el adjetivo «obeso» cuando la persona sólo tiene unos pocos kilos de más.
Pero obesidad y sobrepeso no son sinónimos.
El parámetro principal de evaluación del peso corporal es el Índice de Masa Corporal (IMC) que se obtiene de la relación entre el peso de un individuo y su estatura. Un valor de IMC de 25 kg o más (unos kilos de más pueden ser suficientes) clasifica al individuo en la categoría de «sobrepeso», mientras que con un IMC de 30 kg o más se define como "obesidad".
Asimismo, las personas con sobrepeso se consideran «a riesgo» por las consecuencias que tiene en la salud (especialmente las enfermedades cardiovasculares y la diabetes), mientras que las personas obesas se consideran «de alto riesgo».

 Los 5 efectos principales del sedentarismo

- Ralentización del metabolismo: una hora sentados provoca una disminución de la enzima principal que convierte el colesterol malo en bueno, lo que puede llevar a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes.
- Daño muscular: al pasar mucho tiempo inactivos los músculos pueden perder elasticidad, tonicidad y masa.
- Debilitamiento óseo: si no funcionan, no tienen los estímulos necesarios para regenerarse, para no perder fuerza y densidad necesitan soportar el peso de nuestro cuerpo. Por esta razón, una vida sedentaria aumenta el riesgo de padecer osteoporosis.
- Postura incorrecta:
estando sentados durante mucho tiempo, se corre el riesgo de adoptar posturas incorrectas que, con el tiempo, pueden causar daños en la espalda, los hombros y el cuello.
- Apnea nocturna:
está estrechamente relacionada con los problemas cardíacos y la retención de agua. Los líquidos que se retienen durante el día, circulan libremente durante la noche y pueden obstruir las vías respiratorias.

No menos importante, el sedentarismo también perjudica nuestra mente, aumentando el riesgo de depresión hasta en un 25%, especialmente si el tiempo que permanecemos inactivos lo hemos pasado delante del ordenador y de Internet, al igual que estando demasiado delante de la televisión también se aumenta el riesgo (+13%). Así lo ha demostrado un gran estudio publicado por el British Medical Journal Sports Medicine y realizado por expertos de la Universidad de Qingdao, China, en más de 193 mil personas.

De los individuos a la sociedad

Las características del problema y su extensión hacen del sedentarismo una «plaga social», un coste muy alto para la sociedad y los gobiernos: la inactividad no sólo tiene un fuerte impacto negativo en forma de costes directos para el sistema sanitario, sino que también tiene un alto coste indirecto en términos de aumento de las bajas por enfermedad, incapacidad laboral y muertes prematuras.
Se calcula que, en una población de diez millones de personas, la mitad de ellas no son suficientemente activas y el coste de la inactividad es de 910 millones de euros al año. La «globesidad» es la epidemia del siglo XXI, el enemigo público número 1 que la OMS (Organización Mundial de la Salud) intenta erradicar con las nuevas directrices válidas hasta 2020. Las principales recomendaciones de la OMS: al menos 150 minutos semanales de actividad física para adultos y 60 minutos diarios para niños y jóvenes.

La misión de Technogym para combatir la obesidad

Technogym, al igual que la OMS, propone desde hace tiempo la actividad física como medio de prevención y cura para la salud de la población. La respuesta a una vida sedentaria es una vida activa, una vida wellness.
La fuerza motriz que guía la filosofía wellness es obviamente el ejercicio físico, pero no sólo eso.

Nerio Alessandri

Wellness es una oportunidad social para todos: para los gobiernos que pueden reducir los costes sanitarios, para las empresas que pueden contar con trabajadores más creativos y productivos, y para todos los ciudadanos que pueden mejorar su salud y su estilo de vida diario. Nuestra esperanza es seguir contribuyendo a la difusión del wellness, porque cuantas más personas adopten un estilo de vida wellness, mejor será el mundo. Esta filosofía es la misión social en la que basamos nuestro compromiso diario. El bienestar es el estilo de vida que, a través de la combinación de una actividad física constante, una nutrición sana y un enfoque mental positivo, permite a la persona conseguir su propio equilibrio.

El Wellness es el estilo de vida que, a través de la combinación de una actividad física constante, una alimentación sana y un enfoque mental positivo, permite a las personas alcanzar su propio equilibrio.
Be Inspired
Aunque la actividad física y el ejercicio son conceptos diferentes, entendiendo por el primero cualquier forma de movimiento y por el segundo una forma más estructurada de movimiento realizada con fines específicos, ambos representan elementos fundamentales del Wellness.
Sin ellos, no es posible alcanzar el bienestar psicofísico. El hombre ha sido creado para moverse, y no puede permitirse el riesgo relacionado con la vida sedentaria. Desde 2002, la OMS ha estado promoviendo una campaña con un eslogan muy significativo: «Move for Health».
Y los nutricionistas, en sus pautas, no dejan de insistir en la importancia de llevar un estilo de vida activo para la salud general de las personas. Por lo tanto, la actividad física moderada pero constante puede considerarse un verdadero «fármaco» que, bien dosificado, sólo ofrece ventajas y no tiene efectos colaterales negativos.
Por eso, el American College of Sports Medicine ha lanzado una iniciativa mundial llamada Exercise is Medicine, de la que Technogym es socio global.

Let's Move for a Better World

En 2014, Technogym, coherentemente con su misión, lanzó la campaña mundial Let's Move for a Better World. El objetivo de la iniciativa es concienciar a la comunidad sobre el sedentarismo y la obesidad y, al mismo tiempo, promover el ejercicio como la forma ideal de combatirlos.
¡Y lo hace de forma que engancha y divierte!
Cómo funciona
Con Let's Move for a Better World, los usuarios del gimnasio pueden hacer el bien a sí mismos y a los demás. Entrenando en uno de los gimnasios que participan en la campaña, los usuarios pueden acumular MOVEs (la unidad de medida del movimiento de Technogym).
En función de los MOVEs totalizados, los centros ganadores eligen una escuela o una asociación sin ánimo de lucro a la que donar los equipos Technogym más avanzados: Los participantes, además de mejorar su condición física, conocer nuevos amigos y divertirse, pueden contribuir a que su comunidad sea más activa.
De esta manera, los gimnasios que participan en la iniciativa se convierten en Embajadores del Wellness, en verdaderos campeones de la vida dinámica.
Desde el gimnasio, la palabra se difundirá rápidamente gracias a la naturaleza viral de Let's Move y se convertirá en un valioso aliado en la lucha contra la vida sedentaria y sus consecuencias.
De Milán a Río
Let's Move for a Better World tuvo tanto éxito que Technogym decidió replicarlo en tres «ediciones especiales». La primera en la Expo 2015 de Milán, donde Technogym estuvo presente en calidad de «Official Wellness Partner».
El lema de la Expo era: Nutrir el planeta, energía para la vida. El objetivo principal de la exposición era dar respuestas concretas a cuestiones importantes como el desarrollo sostenible y la seguridad alimentaria.
Technogym no podía faltar como promotor del bienestar y de la nutrición adecuada, uno de los pilares de la filosofía de la empresa. En la Expo, Technogym promovió la campaña Let's Move & Donate Food para apoyar el Programa de Alimentos de las Naciones Unidas.
Se animó a los visitantes a donar su propio movimiento, medido en MOVEs: por 1.000 MOVEs se donaba una comida a los niños desnutridos.
La segunda edición especial de Let's Move & donate food tenía como fondo las laderas nevadas de Davos. Con motivo del Foro Económico Mundial, se invitó a los participantes a descargar la aplicación Technogym para seguir sus movimientos diarios. Los MOVEs recolectados se donaron para dar de comer a los niños de países afectados por la desnutrición.
Ese mismo año, durante los Juegos Olímpicos de Río, Technogym promovió el proyecto Let's move for Rio.
En la campaña participaron deportistas y campeones olímpicos, los llamados «Wellness Enthusiasts» y los usuarios de gimnasios de todo el mundo, para promover el deporte y la actividad física como una oportunidad social.
A través de la plataforma digital Mywellness Cloud de Technogym, los deportistas y los amantes del wellness pudieron medir su ejercicio físico durante los Juegos Olímpicos. Los MOVEs totalizados fueron convertidos en equipos Technogym, que se donaron a 22 gimnasios públicos de las comunidades más desfavorecidas de Río.

Together, we will move the world!

#letsmoveforabetterworld

El sitio utiliza sus propias cookies técnicas, las cookies de terceros analíticas anónimas y las cookies de terceros que podrían ser utilizadas en aplicaciones para crear perfiles: al acceder a cualquier elemento/área del sitio que no sean los banners de publicidad, usted autoriza la recepción de las cookies. Si usted quiere saber más o negar su consentimiento al uso de las cookies, haga clic aquí. Aceptar