Frecuencia cardiaca y vatios: el arte de controlar el rendimiento en ciclismo

Massimo Massarini, doctor en Medicina deportiva, Vitalia Progetti Salute
Sobre la bicicleta, el ciclista es el “motor”, por lo que es preciso vigilar de forma constante y simultánea la frecuencia cardiaca y la potencia para ahorrar energía y no superar el valor previamente establecido. Dedicar tiempo a analizar los datos del entrenamiento en el PC nos enseñará mucho sobre nosotros mismos y nos ayudará a relacionar sensaciones y números.
MyCycling: the best for indoor roller training
¿Por qué la frecuencia cardiaca y los vatios son tan importantes para controlar el rendimiento en ciclismo? ¿Por qué es preciso medirlos a la vez para entender con precisión el rendimiento del ciclista? ¿Cómo pueden los equipos de Technogym ayudar al ciclista a mejorar sus métricas?  Vamos a descubrirlo en este artículo:

Breve historia del potenciómetro

En el pasado, casi ningún ciclista profesional medía la potencia que desarrollaba. Los más avanzados lo intentaban tímidamente durante las sesiones de entrenamiento, pero no en la competición. Hoy en día, prácticamente todos los corredores del pelotón utilizan alguna forma de potenciómetro, que puede estar oculto en el conjunto de biela y plato, el eje del pedalier, los pedales o el eje de la rueda trasera. El dispositivo se conecta a un ordenador de bicicleta que muestra los datos en tiempo real, pero también actúa como unidad de almacenamiento que guarda todos los registros para su análisis posterior.
Mountain bike outdoor training
Esta tecnología ha contribuido a redefinir la forma en que compiten los ciclistas. Los tiempos del coraje y las escapadas heróicas se han acabado y ahora cada corredor tiene los ojos puestos en el ordenador de la bicicleta para medir los vatios y gestionar su potencia de la forma más eficiente posible.

Por qué es importante la potencia

Los vatios son la única medida objetiva del esfuerzo realizado por el ciclista. Incluso para los más experimentados, es muy difícil “sentir” el esfuerzo. Las sensaciones están ligadas a todo un abanico de elementos subjetivos y objetivos, y fiarse de ellos sin el apoyo de unos datos objetivos puede conducir a generar demasiada potencia o demasiado poca. El desarrollo de la potencia puede medirse fácilmente en el laboratorio siguiendo determinados protocolos de pruebas que tienen en cuenta otros parámetros, como la frecuencia cardiaca y el consumo de oxígeno.
Skillbike class: intensive training with challenging routes
Mycycling y Skillbike permiten medir y leer con precisión esa potencia. Diferentes opciones de pruebas permiten determinarla con respecto a un umbral anaeróbico. Con Skillbike, es fácil conseguir la máxima eficiencia sobre la bicicleta, porque proporciona datos en tiempo real sobre la cadencia, la potencia, la velocidad, la distancia, la pendiente, la frecuencia cardiaca, el piñón y la relación plato/piñón. Conocer estos valores es fundamental para realizar una sesión de entrenamiento eficiente.
Skillbike at home
Los resultados indican el estado de forma, las zonas de frecuencia cardiaca y potencia, y los valores de umbral anaeróbico. Estos datos crean el perfil de rendimiento personal y deben tenerse en cuenta durante los entrenamientos y las carreras. Por poner un ejemplo, si el programa de entrenamiento dice bloques de 3 x 4 min en el umbral anaeróbico y la potencia es 300 W, el ciclista realizará los intervalos centrándose en la potencia indicada para asegurarse de cumplir el objetivo.
Durante la competición, si se produce un ataque en un ascenso largo y el corredor ve que, para poder estar en el pelotón de los escapados tiene que desarrollar 350 vatios, deberá tener en cuenta que necesita mantener su propio ritmo o se agotará en pocos minutos.

Por qué es importante la frecuencia cardiaca

Hasta ahora no hemos hablado de la frecuencia cardiaca (FC), a pesar de ser el dato biométrico más conocido y utilizado. ¿No es relevante? Por supuesto que sí, es importante entender el estado físico y la reacción del cuerpo al esfuerzo sostenido. Esto es porque, como ya hemos mencionado, la frecuencia cardiaca es un dato subjetivo que puede estar influido por varios factores: el estrés, la temperatura, la disponibilidad de glucógeno, la hidratación y la altitud. Una recuperación deficiente puede incrementar la frecuencia cardiaca en reposo, mientras que la falta de glucógeno puede reducirla al realizar un determinado esfuerzo.
Detail of MyCycling
Altitudes por encima de los 1800-2000 m pueden provocar un aumento progresivo de la frecuencia cardiaca debido a la disminución de O2 en el aire, y las temperaturas altas también pueden incrementar el valor.

El valor de frecuencia cardiaca se obtiene mediante un cardiofrecuencímetro que lee el impulso eléctrico generado en cada contracción de los músculos cardiacos y lo envía al ordenador de la bicicleta. Los datos memorizados pueden descargarse al final del entrenamiento o la carrera, y visualizarse en relación con otros parámetros, como los de potencia, velocidad, cadencia, elevación, velocidad y temperatura.

Indoor preparations to give your best outdoors
Mycycling y Skillbike son compatibles con todos los monitores de frecuencia cardiaca blutooth. Esto permite tenerla bajo control o crear una sesión con la frecuencia cardiaca controlada.

Por qué son importantes el potenciómetro Y la frecuencia cardiaca



Video
Es el momento de recopilar los datos y llegar a alguna conclusión. En primer lugar, es preciso analizar juntas la potencia y la frecuencia cardiaca para entender por completo el rendimiento del cuerpo humano. Ahora, los ciclistas disponen de la tecnología necesaria para mejorar el nivel de monitorización de su esfuerzo. Para proporcionar consejos prácticos, distinguiré entre las ventajas de la monitorización en tiempo real y el análisis posterior de los datos.
Ready for new road challenges in the fall?
Durante el pedaleo, es importante leer los datos para entender cómo está funcionando el “motor”. Si se dispone de potenciómetro y cardiofrecuencímetro, lo mejor es establecer la potencia y esperar a que la FC alcance el valor esperado. De esta forma, estaremos seguros de no superar nunca los límites de nuestra capacidad.

Si utilizamos la sencilla analogía entre frecuencia cardiaca y revoluciones por minuto, será fácil entender que, en condiciones normales, cuanto mayor es la FC, más calorías se consumen. Por otra parte, cuando a la frecuencia cardiaca “le cuesta” subir, significa que se ha encendido el testigo rojo del depósito de gasolina y estamos a punto de quedarnos sin combustible. Esto irá seguido de una fuerte caída de la potencia.

Por este motivo, es conveniente monitorizar constantemente la frecuencia cardiaca durante sesiones o carreras de muchos kilómetros. De esta forma evitaremos quedarnos sin combustible y acabar tirados en la cuneta.

El análisis posterior proporcionará una visión completa de la sesión/carrera. Veremos si la FC y la potencia han sido constantes durante los ascensos o si ha habido un descenso visible, que es un signo de fatiga y falta de glucógeno. También podremos comprobar cuál ha sido el valor más alto de frecuencia cardiaca y la potencia media en 20 minutos. La FC media de la sesión indica la carga acumulada en el cuerpo y será útil para indicar el tiempo de recuperación: cuanto más alta haya sido la frecuencia cardiaca y durante más tiempo, más larga será la recuperación.

/related post

Luge: coraje y velocidad

Intentemos entender en qué consiste el luge, deporte de hielo y velocidad. Sus historias, sus curio...