Los beneficios de mejorar la espalda

Mejorar la espalda mediante la actividad física no solo te ayudará a mantenerte ágil, sino que además puede garantizar una mejor condición física en general, bienestar metal y social e incluso puede ralentizar el envejecimiento.

Programa completo de actividad física

La movilidad, la flexibilidad, la fuerza y la resistencia son los ingredientes clave que te ayudan a mantener la columna vertebral en buen estado y ayudan a prevenir el dolor de espalda o, si ya tienes dolores, pueden contribuir a una recuperación más rápida y a reducir la probabilidad de recaída.

El mejor remedio consiste en un programa completo de actividad física que incluya ejercicios que garanticen un buen estado de salud y una mejor condición física, así como bienestar mental y social.

Los beneficios de perder peso

Además, es importante incluir ejercicios aeróbicos, ya que estos ejercicios contribuyen a la eficiencia cardiovascular y te ayudan a mantener tu peso bajo control, puesto que el sobrepeso es uno de los factores de riesgo que contribuyen al dolor de espalda. Es importante empezar a hacer ejercicio con intensidad moderada, sobre todo si has sido una persona sedentaria durante mucho tiempo. La pérdida de peso hace que se ejerza menos presión y tensión sobre la columna vertebral.

El ejercicio es capaz de ralentizar el envejecimiento

La actividad física es capaz de ralentizar los cambios fisiológicos del envejecimiento natural, como puede ser la pérdida de masa ósea y de masa muscular. El ejercicio también oxigena los tejidos, suministrando un buen aporte de oxígeno y nutrientes a los discos intervertebrales. De esta forma, también se ralentiza la degeneración de los discos intervertebrales.

Las estructuras que forman la columna vertebral, es decir, los huesos, los músculos, los tendones y los ligamentos, obtienen beneficios del ejercicio no solo a corto plazo, sino también a largo plazo. El movimiento estimula el sistema musculoesquelético en general atrasando el envejecimiento.

Los ejercicios para la espalda ayudan a reducir el estrés

Hacer ejercicio puede reducir el estrés y la tensión muscular. El estrés es una de las causas que contribuyen al dolor de espalda. La actividad física estimula la producción de endorfinas, que inducen un estado de bienestar y mitigan el dolor.

¿QUIERES SABER MÁS?

Lee la Introducción para mejorar la espalda
Lee Cómo mejorar la espalda eficazmente
Lee las Preguntas y respuestas