Cómo reducir el estrés eficazmente

Existen muchas formas de reducir el estrés: desde escoger actividades con las que disfrutes o practicar un deporte no competitivo hasta dar un paseo y realizar sesiones cortas de actividades aeróbicas. 

Escoger actividades con las que disfrutas

Escoge las actividades con las que más disfrutes, de forma que las realices durante más tiempo y saques el máximo provecho de ellas. Si deseas reducir los niveles de estrés alejándote del bullicio de la vida cotidiana, evita las piscinas abarrotadas y sal a correr al parque; si por el contrario te gusta cruzarte con muchas personas y charlar, el gimnasio puede ser una opción más adecuada.

Escoger actividades no competitivas

Escoge actividades que no sean competitivas. Aunque competir tiene sus ventajas, puede acabar resultando negativo si tiendes a ser demasiado competitivo, especialmente si pierdes. Un partido de fútbol o de tenis puede acabar convirtiéndose en un catalizador de estrés.

Las actividades aeróbicas como correr, caminar, nadar o montar en bicicleta tienen un efecto calmante debido a la acción cíclica. Un estudio ha demostrado que los corredores de maratón presentan un nivel más bajo de testosterona, una hormona relacionada con niveles elevados de agresividad. A aquellas personas que se consideran agresivas se les recomienda practicar actividades aeróbicas.

Cómo pueden afectar ciertos deportes a los niveles de estrés

La actividad física es una forma estupenda para canalizar las emociones negativas, el estrés y la agresividad, pero en ciertos deportes, si se realizan de forma demasiado intensa, puede producir un exceso de estrés que podría conllevar un aumento de la conducta agresiva. No obstante, esto no ocurre con frecuencia. La actividad física, si se realiza de forma habitual, especialmente de manera consciente y responsable, únicamente reporta beneficios.

La actividad física frecuente es importante

Las sesiones cortas en las que se realiza ejercicio a diario, o como mínimo tres veces a la semana, son buenas para reducir los niveles de estrés. En general, lo ideal es moverse tanto como sea posible: ir al trabajo caminando o en bicicleta, pasear por las tiendas y por la ciudad. El sexo también puede tener sus beneficios ya que relaja los músculos y hace que se libere tensión emocional.

¿QUIERES SABER MÁS?

Lee la Introducción para reducir el estrés
Lee Los beneficios de reducir el estrés
Lee las Preguntas y respuestas